martes, 27 de mayo de 2008

CATÁLOGOS TURÍSTICOS

Cada vez que recibo un catálogo de alguno de los TTOO con los que trabajamos, la mayoría de las veces, me vuelvo a indignar por el resultado.
Ahí es cuando uno se da cuenta de como le venden en el pais emisor. A pesar de tratar luchar por la diferenciación a través de la aportación de valor, uno se da cuenta que forma parte de páginas y páginas de multitud de hoteles con fotos parecidas, servicios supuestamente similares en un mismo destino.

¿Que va a hacer que un cliente elija tu hotel si todas aquellas aportaciones que habias echo de mejoras de la página no se cumplen?. ¿ donde quedaron aquellas nuevas descripciones, marcas y fotos?.

Cada vez que uno desea introducir un cambio se las tiene que ver con un entresijo de "responsables" que no se salen de su maquetación tradicional.

¿acaso no entienden como puede influir una mejora sustancial en el folleto para la buena venta del producto?. Es como si una marca de coche que quiere introducir una página ( pagando) en una revista, le dijeran que no puede hacerlo a su gusto para seguir la misma línea de marketing. Eso es ciencia ficción.

La situación de fondo es que estamos en un canal de commodities y de ahí esa ausencia de los principios básicos de mk. Sumado a la baja cualificación de las personas que trabajan en esos departamentos y los pocos recursos hacen inviable el pensar en las páginas soñadas por uno salvo seas imagino un gran cliente con fuerza de exigirlo.

Mientras, seguiremos luchando y aguantando aquella foto del buffet de finales de los 90...